InicioPolíticaPolémica por el código de vestimenta para el Pacto de Mayo: los...

Polémica por el código de vestimenta para el Pacto de Mayo: los gobernadores que se rebelaron y el que fue con poncho

El código de vestimenta que impuso el Gobierno era negro. Trajes oscuros y vestimenta sobria. Pero no todos le hicieron caso a los requerimientos del dress code oficial. Así, para el convite de la firma del Pacto de Mayo en Tucumán, algunos gobernadores optaron por tonos de mayor claridad y un peronista se rebeló y se vistió con poncho.

Los mandatarios de Juntos por el Cambio se sentaron en una mesa blanca y se tomaron la foto en su arribo a San Miguel de Tucumán. Y allí se vio que Rogelio Frigerio, de Entre Ríos; Ignacio Torres, de Chubut, Leandro Zdero, de Chaco; y Marcelo Orrego, de San Juan, optaron por trajes de azul. En tanto, el jefe de Gobierno porteño Jorge Macri fue con en la misma gama con su corbata, con un tono más eléctrico.

El más claro fue Maximiliano Pullaro que fue por un gris tirando a suave, aunque sopesó con camisa negra. De los mandatarios radicales y del PRO que fueron en listas de lo que fuera Juntos por el Cambio, la propuesta electoral que llevaba a la presidencia a Patricia Bullrich, el que pareció más cercano a los protocolos fue Claudio Poggi.

El gobernador de San Luis fue de negro en traje y corbata, aunque matizó con camisa blanca. Los radicales Carlos Sadir, de Jujuy; y Alfredo Cornejo, de Mendoza, también estuvieron cerca de la aprobación en su vestimenta, con tonos grises oscuros.

Pero quien pateó el tablero fue un peronista. A Gustavo Sáenz, de Salta, parece no haberle gustado que le dijeran cómo vestir.

“Vengo con Güemes en el corazón siempre. Con el poncho salteño que significa la sangre que dejaron nuestros gauchos para que hoy día los argentinos puedan estar en libertad”, explicó a la prensa, en declaraciones que tomó el diario tucumano La Gaceta.

Pero Sáenz, poncho al hombro, no fue el único de los siete peronistas que desentonó. Martín Llaryora, de Córdoba, se puso un jean en tono azul y Alberto Weretilneck, de Río Negro, se puso un sweater color entre nude o hueso. Bien clarito.

De los 19 gobernadores que habían confirmado su presencia, uno debió desistir y quedaron 18: Claudio Vidal, de Santa Cruz, se excusó en algo comprensible: el temporal de frío y nieve que aqueja a su provincia.

Noticia en desarrollo.

DS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS